Las mujeres de Balerma piden a Guadalupe Fernández mejoras en la limpieza y el mantenimiento del pueblo

publicado en: Actualidad | 0

Guadalupe Fernández se ha reunido con la Asociación de Mujeres de Balerma para atender sus dudas y necesidades, entre las que destacan la mejora de la limpieza y el mantenimiento de ese núcleo ejidense. La escasez de vigilancia policial y la falta de espacios para poder desarrollar actividades culturales y de esparcimiento también salieron a relucir en este encuentro, en el que la candidata socialista a la alcaldía de El Ejido tomó buena nota de las numerosas carencias que padecen los vecinos de Balerma.

Entre los temas que se trataron en la reunión destacó la necesidad de mejorar la limpieza de las calles, plazas y parques del pueblo, así como su mantenimiento, ya que son numerosos los desperfectos que, o no se reparan, o se arreglan mal, como los baches producidos en las calles a causa de la lluvia, o el cuidado de los jardines. Las asistentes a la reunión también expresaron su malestar ante la abundancia de solares abandonados, en los que se acumulan las basuras.

En este sentido, Guadalupe Fernández manifestó su intención de mejorar los servicios municipales a todos los niveles, con el fin de que todas las zonas del municipio se conviertan en un ejemplo de limpieza y habitabilidad.

Las mujeres que acudieron a este encuentro se quejaron, asimismo, por la escasez de frecuencias del transporte público y porque no va directamente al centro de El Ejido, sino que realiza un recorrido tan largo que el trayecto dura una hora. La prácticamente nula presencia policial en el pueblo, y especialmente por la noche, fue otra de las carencias mencionadas en la reunión, así como la necesidad de una biblioteca y de espacios para que las asociaciones puedan desarrollar sus actividades.

Guadalupe Fernández planteó su propuesta de crear una policía de barrio, que se encargue de controlar de forma cercana el día a día de los vecinos de cada zona del municipio, y también abogó por recuperar la desaparecida red de bibliotecas, que incluía un equipamiento de estas características en cada núcleo, así como por utilizar equipamientos como los colegios en horario no lectivo para realizar diferentes actividades. Estos espacios, según explicó, podrían permanecer abiertos los fines de semana para que los niños y adolescentes utilicen sus instalaciones deportivas, y también podrían acoger iniciativas propuestas por los colectivos de la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *